El Manchester United acabó en una 6ª posición. Poco para un club tan poderoso como el ManU (el equipo que más dinero factura, por encima de Real Madrid o Barça), pero que maquilló perfectamente (algo que no puede decir Pep y sus vecinos citizens) con la consecución de la League Cup y la Europa League. Los soldados de Mou afrontan una temporada en la que quieren dar un paso más: luchar por el título y llegar lejos en la Champions League.

Se ven brotes verdes en el ManU de Mou. En los años posteriores a la marcha de Sir Alex Ferguson (se retiró en 2013) el Manchester United vivió sus años más grises. Para un club que consiguió 13 veces el título liguero entre 1992 y 2013, es una anomalía quedar fuera de los primeros puestos hasta en cuatro ocasiones consecutivas: 7º en 2014, 4º en 2015, 5º en 2016 y 6º la temporada pasada.
La consecución de la League Cup, la Europa League ante el Ajax y disputarle la Supercopa de Europa al Real Madrid, han maquillado bastante esa pobre posición en el campeonato doméstico.

Embed from Getty Images

Al ya de por si temible XI del Manchester United de Mou, se han sumado varias piezas que engrasan aún más la maquinaria red devil. Cierto que quizá falte uno o dos fichajes más para que Mou esté feliz y contento, pero con lo que tiene puede hacer un gran año, tanto en la Premier como en la Champions League.

Tiene a uno de los tres mejores porteros del mundo bajo palos. David De Gea se ha consolidado año tras año (Van Der Gea), y gran culpa tiene mi tocayo de que al conjunto de Mou tenga una media de 0’72 goles por partido durante la pasada temporada. El argentino Sergio Romero no es tan fiable ni crea tanta seguridad como el español, pero ha sido el guardameta titular en la Europa League y fue uno de los culpables de que el Celta no jugara la final contra el Ajax. El jovencísimo Joel Pereira espera una oportunidad, pero se le ven muy buenas maneras.

En defensa, a priori, estará formada por la dupla Bailly-Lindelöf, aunque al joven central sueco le han llovido críticas desde su llegada a Manchester. Sigo siendo un defensor del internacional sueco, ya que hace dos temporadas estaba jugando en el filial del Benfica, y pasó en dos meses de ser el último recurso de la primera plantilla a ser titular en Champions ante el Bayern, dejando en dique seco a la pareja Lewandowski-Müller.
Ambos centrales se complementan, teniendo características uno que no tiene el otro.
Algo parecido a lo que ya tuvo Mou en su primer Chelsea, con la pareja John Terry-Ricardo Carvalho, una de las parejas más carismáticas de los últimos años. El sueco es sobriedad, posicional e inteligencia; el marfileño es físico, veloz e impetuoso. Con todos estos ingredientes, aspiran a ser una de las mejores parejas de centrales de la próxima Premier.
Aún así, tres centrales de mayor o menor garantías esperan su oportunidad. El argentino Marcos Rojo (lesionado de la rodilla de momento, que también puede actuar como lateral izquierdo) y la pareja inglesa Chris Smalling-Phil Jones.
En la derecha está el capitán, el incombustible e internacional ecuatoriano Antonio Valencia y como suplente de éste el italiano Matteo Darmian (que Mou también lo pone por la izquierda, aunque es diestro cerrado). El hispano-uruguayo Guillermo Varela tiene difícil quedarse en el ManU, sobre todo por la tontería que realizó a final de temporada estando cedido en el Eintracht de Frankfurt (se tatuó y el se le infectó e hinchó al intentar disimularlo).
Por la izquierda están dos de los futbolistas en los que menos confía Mou: Daley Blind y Luke Shaw.
El holandés puede actuar en el centro de la zaga o en mediocampo si es necesario, pero no acaba convenciendo al técnico de Setúbal para el costado izquierdo. Lo mismo le ocurre al internacional inglés. Después de su terrible lesión, el lateral de tan solo 22 años disputa su última temporada de contrato sabiendo que será suplente y que no ha podido marcharse porque piden demasiado dinero por un futbolista que ha estado lesionado la mayor parte del tiempo los últimos dos años.

En mediocampo, tras la llegada del pivote deseado por Mou, el serbio Nemanja Matic, forma un tridente de auténtico miedo. Junto con Matic (que será un apoyo constante en la defensa como una amenaza desde fuera del área por su tremendo disparo) están Paul Pogba (los 100 millones pagados por él aún son una losa) y el mago Ander Herrera (ha demostrado ser un centrocampista top).

Mourinho quiere que cuando el equipo pierda el balón esté bien colocado; considera que tengo una buena reacción para intentar recuperarlo. Y me puede utilizar ahí o un poco más adelante cuando juega Carrick atrás, o incluso en la banda si hay que defender a alguien. Yo era mediapunta de las inferiores del Zaragoza, en teoría el más imaginativo… Pero creo que en los clubes grandes, cuanto más adelante, más caro está jugar. Y hay que adaptarse. Tengo la sensación de que siempre he defendido. Valverde, por ejemplo, valoraba que de 10 comenzara la presión y la defensa del equipo. Ahora hago lo mismo pero desde más atrás. Aunque con el balón tengo más responsabilidad porque solo tengo dos centrales por detrás. Y si la pierdes ahí… En eso, debo agradecer a Van Gaal la seguridad del balón que me dio porque él le daba mucha importancia a no perderlo. Van Gaal era posicional y a Bielsa no le importaban las idas y venidas. Y con Mourinho es a momentos porque sabe que tenemos jugadores para ello. Bielsa se refería a las posiciones del campo con números: 2, 3, 4, 5… Pero no le importaba que salieras de sitio. Su jugada perfecta es centro de un lateral y remate del otro. Tanto él como Van Gaal son entrenadores que no les gusta especular, pero totalmente diferentes. Mou quiere equilibrio. Si hay dos laterales ofensivos, a uno le pide que sea más defensa; si Pogba se va al ataque, yo me tengo que quedar. Así con todo. Y funciona. Es un ganador.”Ander Herrera-.

El fichaje de Matic vuelve a repetirse. El Chelsea de Mou tenía problemas en el mediocampo y se lanzó a fichar al serbio para resolver las carencias. Tres años y medio después se repite la misma historia. Equipo de Mou con carencias en mediocampo, ficha al serbio para corregir una necesidad.
Aparte de su experiencia y conocimiento de la Premier, sabe lo que el técnico portugués le pedirá y el sabe como responder. Con este fichaje se le da un apoyo constante a Pogba y Herrera, ya que ambos futbolista necesitan libertad para dar su mejor fútbol. El internacional galo dio su mejor versión actuando por la parte izquierda de la Juventus, con libertad y siempre con un mediocentro posicional por detrás. Y eso hará Matic, acostumbrado a jugar como pivote justo por delante de los centrales, cubriendo un amplo terreno, realizando coberturas y recuperando balones.

Embed from Getty Images

Nemanja es el tipo de jugador del Manchester United y de Jose Mourinho. Representa todo lo que queremos en un futbolista: lealtad, consistencia, ambición y juego de equipo. Me gustaría agradecerle su deseo de unirse a nuestro equipo porque sin ello hubiese sido imposible tenerlo aquí.” –José Mourinho-.

Michael Carrick, capitán y prolongación de Mou en el campo, será el repuesto para el internacional serbio, y los Marouane Fellaini y Juan Mata (brillante que done el 1% de su sueldo a fines benéficos) serán los otros recambios para el mediocampo. Andreas Pereira parece que, tras haber descendido con el Granada, se ha ganado un puesto en el equipo de Mou, tal vez por la poca confianza y los problemas físicos que arrastra Ashley Young (poco ha jugado y cuando lo ha hecho, prácticamente ha sido lateral).

Arriba estarán por la derecha Henrikh Mkhitaryan, por la izquierda Jesse Lingard y arriba, el todopoderoso Romelu Lukaku. El internacional belga llega a Old Trafford tras no haber podido llegar el español Álvaro Morata, pero es un jugador al que Mou conoce bien. Le dio puerta porque no estaba hecho para su Chelsea, y en el Everton fue creciendo y creciendo hasta convertirse en un Drogba 2.0. Apuesten a que Lukaku pasa de la veintena de goles, porque a final de temporada se llevarán un buen dinerito.
Marcus Rashford (descaro, velocidad, técnica, inteligente…) y Anthony Martial serán los suplentes de lujo. El joven internacional inglés será el nº12 y bien puede actuar como extremo en ambas bandas o como recambio para Lukaku, algo parecido le pasa al internacional francés, aunque no cuenta con la misma confianza. Por eso Mou ha pedido con insistencia el fichaje de Ivan Perisic, pero cada vez está más complicado de realizarse.

“Hay una evolución natural del chico, cambia tu cuerpo cuando eres joven. Ya es más alto que cuando yo llegué aquí hace 13 meses. Ahora él mide 3 centímetros más y sumó algo de músculo pero sin ningún trabajo específico porque su velocidad es la cualidad más importante que tiene. Hoy ha estado en un equipo distinto al de Lukaku [uno en la primera parte y el otro en la segunda]. También probaremos con ambos en el mismo equipo, algo que creo que puede funcionar. Está aprendiendo mucho, es un gran profesional y tiene una fantástica actitud. La temporada pasada quizás no marcó muchos goles y falló algunas ocasiones, pero no fue un drama porque es parte de la evolución. Sabemos que hará muchos más goles que la temporada anterior.”José Mourinho-.

Vamos a repasar las altas y las bajas de los red devils.

Se han gastado casi 165 millones de euros en la llegada de Victor Lindelöf (Benfica – 35 mill.€), Nemanja Matic (Chelsea-44’7 mill.€) y Romelu Lukaku (Everton-84’7 mill.€). Peticiones expresas de Mou todos ellos.

Se han marchado el prometedor Adnan Januzaj (Real Sociedad-8’5 mill.€), los jóvenes Sam Johnstone (Aston Villa), Timothy Fosu-Mensah (Crystal Palace) y Cameron Borthwick-Jackson (Leeds United) como cedidos y después dos bajas importantísimas.
Uno por todo lo que ha dado al club, siendo ídolo red devil (ha jugado 559 partidos, marcando 253 goles), y siendo ídolo toffee (regresa al club que le vio nacer), Wayne Rooney (Everton-libre).
El otro porque es Zlatan Ibrahimovic, que finalizó contrato y no se le renovó por su lesión de rodilla, aunque se le ha ofrecido la renovación por una temporada. Mou cuenta con él y sus hijos están jugando en la categorías inferiores del conjunto red devil, dirigido por Ryan Giggs. Había jugado 28 partidos materializando 17 goles, pero las lesiones (tan inoportunas como siempre) lo dejaron en dique seco en la recta final del campeonato.

Manchester United. José Mourinho. David De Gea. Eric Bailly+Victor Lindelöf. Matic+Pogba+Ander Herrera. Romelu Lukaku. Marcus Rashford.

Sí, Old Trafford y la afición red devil tienen todos los ingredientes para hacer una temporada de ensueño.