Entrenador nuevo, vida nueva. Además nunca mejor dicho, porque el despido de Claude Puel y la posterior contratación de Mauricio Pellegrino, el Southampton busca dar un cambio de rumbo al juego del equipo, buscando algo más semejante al fútbol ofensivo característico del club en las anteriores temporadas, ya que esta propuesta futbolística se vio algo deteriorada en la pasada temporada. A las órdenes de Puel, la idea fue continuar con el tradicional fútbol asociativo de los Saints, pero la eliminación de Europe League y la derrota ante el United en la final de la EFL Cup provocó un deterioro progresivo en la imagen de un club que a mediados de temporada se hallaba sin claros objetivos, y por consecuencia, de ambición. Mirando hacia algo más que los objetivos futbolísticos, los clasificatorios se presentan difíciles de predecir sabiendo que podría llegar algún jugador a tener en cuenta con el dinero de la venta de van Dijk, como un central o Lemina, que parece ya atado.

Los mejores movimientos realizados por el Southampton en el mercado de fichajes ha sido el poder retener a prácticamente todo el equipo que previamente les ha dado tan buenos resultados. Pues el Southampton es un equipo formador y vendedor, acostumbrado a ser desmantelado a final de cada temporada tras obtener buenos resultados.

Analizando la plantilla, presenta una sola duda aunque demasiado notable. Como todos sabéis, Virgil van Dijk, uno de los mejores centrales de la liga, ha solicitado su transfer request. Era cuestión de tiempo que esto pasara, aunque sorprendentemente el Soton ha decidido luchar todo el verano para que no saliera, y finalmente se plantan en el comienzo de temporada sin un sustituto de nivel para su puesto. En el debut liguero, Jack Stephens y Maya Yoshida serán previsiblemente la pareja de centrales, pero todos coincidiremos en que deben mejorar este puesto si quieren optar a los mismos objetivos que en el pasado curso. Además habrá que contar con la apuesta del joven central polaco Jan Bednarek, recién llegado del Lech Poznan. Ya en los laterales de la defensa, el equipo cuenta con Cédric Soares (Lat. Derecho) y Ryan Bertrand (Lat. Izquierdo), dos jugadores de garantías que no serán un problema para su entrenador en ningún momento de la temporada.

En la medular del equipo, la tranquilidad y estabilidad la pondrá un sensacional Oriol Romeu (en las últimas horas relacionado al Valencia). Uno de los jugadores revelación de la pasada temporada, que se presenta como uno de los mejores en su rol de toda la liga. Capaz de robar rápidamente el balón y distribuirlo fácilmente a sus compañeros con labores más creativas.  El veterano y capitán del equipo, Steven Davis se presenta como su teórica pareja en el mediocampo. Aunque sinceramente, no me extrañaría que a lo largo temporada se viera superado por Ward-Prowse u Höjbjerg.

Ya en el extremo derecho, el joven Nathan Redmond se presenta como la primera opción. Tras una pasada temporada de explosión aunque algo intermitente, su objetivo individual será consolidarse como un valor seguro para su equipo. Por el otro carril, Dusan Tadic deberá ser la mayor referencia ofensiva como ya hiciera la pasada temporada, pese a mostrar una versión algo más inferior respecto a otras campañas.

A continuación es donde mayor número de opciones se presentan. En la pretemporada hemos podido ver a Charlie Austin formar en posiciones algo más retrasadas o incluso un 4-3-3 que podría dar entrada tanto a Ward-Prowse, Höjbjerg o Clasie. Si tuviera que mojarme, me decantaría por la opción de Austin. Además, no hay que olvidarse de Boufal, que si consigue tener una salud más regular podría ser otra opción.

En la delantera no hay dudas. Gabbiadini supuso una revolución en el mercado invernal, y buscara consolidarse en la Premier League.

El apartado de altas y bajas del Southampton está firmado de la siguiente forma. Llegan Jan Bednarek (6,00 mill. €) y Harrison Reed (Fin de cesión). Causan baja Jay Rodríguez (13,70 €), Cuco Martina (Libre), Martín Cáceres (Libre), Lloyd Isgrove (Libre) y Harrison Reed (Cesión). Emular los pasos de su homónimo Mauricio Pochettino, es el objetivo del Flaco en su primera experiencia como entrenador en solitario en la Premier League.

Embed from Getty Images